Costa Rica fortalece sus capacidades en la aplicación de la Planificación Sistemática de la Conservación

El proyecto “La Gran Enchilada” continúa avanzando y entra en su segunda fase, la cual inició el 11 y 12 de mayo, con un taller virtual dirigido a profundizar los conocimientos técnicos de los participantes en la Planificación Sistemática de la Conservación. Este taller corresponde al primero de los tres talleres virtuales que se están realizando en esta etapa del proceso.

Esta capacitación proporcionó una introducción a los conceptos centrales de la Planificación Sistemática de la Conservación (PSC), la cual es la metodología que se está utilizando en el proyecto de “La Gran Enchilada”, para crear los mapas de las “Áreas Esenciales para el Soporte de la Vida”, de Costa Rica.

Durante el primer día se realizó una introducción a la PSC y a las herramientas de apoyo a la toma de decisiones de la PSC, para las necesidades nacionales. En el segundo día se trabajó en la zonificación, para la planificación del cumplimiento de múltiples objetivos, el uso de datos para toma de decisiones y las formas en cómo se pueden comunicar, implementar y evaluar estas herramientas.

La organización internacional “PacMARA” (Pacific Marine Analysis and Research Association), estuvo a cargo de generar los contenidos técnicos de este entrenamiento.

A pesar del formato virtual del taller, la capacitación resultó ser altamente participativa, dado que incluyó diferentes estrategias para que los participantes pudieran dar sus aportes por medio de ejercicios interactivos.

La siguiente parte de este taller se realizará el jueves 14 de mayo, con una sesión sobre el uso de la herramienta “Prioritizr”, para ejecutar análisis de planificación sistemática de la conservación en Costa Rica.

En el sitio web del SIMOCUTE está disponible la página con toda la información de este taller: https://simocute.go.cr/events/tbe2/

La Gran Enchilada 2

Este proyecto tiene como objetivo la utilización de información espacial para mejorar la toma de decisiones en temas de conservación y desarrollo sostenible, así como identificar las “Áreas Esenciales para el Soporte de la Vida”. Estas áreas son “puntos calientes” que, de tomarse medidas de protección y/o restauración, no solo salvaguardan la biodiversidad, sino también aportan decididamente al almacenamiento de carbono, la seguridad alimentaria, la provisión de agua y la reducción de riesgos de desastres, entre otros beneficios. 

El proyecto está liderado por el Ministerio de Ambiente y Energía, y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), con el apoyo técnico del Centro Nacional de Información Geoambiental (CENIGA), la Secretaría de Planificación Sectorial de Ambiente, Energía y Mares (SEPLASA) y el Laboratorio PRIAS-CeNAT. Se realiza en el marco de las actividades relacionadas con desarrollo del Sistema Nacional de Monitoreo de la Cobertura y el Uso de la Tierra y Ecosistemas (SIMOCUTE). Además, cuenta con el apoyo del Fondo del Medio Ambiente Mundial (GEF), National Geographic y Gordon and Betty Moore Foundation.

En esta segunda fase, el proyecto busca profundizar el conocimiento en Planificación Sistemática de la Conservación, crear capacidades técnicas para el uso del software Prioritzr para la planificación sistemática y, finalmente, evaluar los mapas desarrollados durante la primera fase, que inició con el primer taller de La Gran Enchilada, realizado en octubre de 2019.  (Ver reporte del taller español/inglés).